Preguntas frecuentes

¿Realmente necesito un Seguro de Viaje?

¡Claro que sí!  Especialmente el  plan de Gastos Médicos de Emergencia.

Si eres canadiense viajando al extranjero; una estudiante internacional; un trabajador foráneo o visitante a Canadá, tienes que pensar en cómo pagarás el costo de los servicios que recibas en caso de una emergencia médica.

Sin la cobertura adecuada, tú o tu familia podrían ser responsables de pagar cientos o miles de dólares en facturas médicas. Un accidente o una enfermedad puede ocurrirle a cualquier persona -sea joven o mayor, sana o no- y las cosas empeoran cuando estás en un país extranjero.

Un Seguro de Viaje con el plan de Gastos Médicos de Emergencia adecuado no sólo cubrirá los gastos médicos derivados de una emergencia médica, sino que, si es necesario, pagará el traslado para que un miembro de tu familia te acompañe durante una hospitalización (si el médico así lo indica), o el costo de repatriación para regresarte a casa, solo por mencionar algunos beneficios.

Tu familia y tú contarán además con servicios de asistencia como traducción, información de trámites y otros detalles que pueden volverse mucho más complicados cuando hay una emergencia médica de por medio.

¿Cuándo tengo que comprar el Seguro de Viaje?

Lo más conveniente es comprarlo antes de salir de tu provincia  o país de residencia. Las aseguradoras consideran que tu viaje ha comenzado en el momento en que sales del lugar en el que resides; una vez fuera, estás en una categoría de suscripción completamente diferente lo que puede complicar la compra del Seguro de Viaje o exponerte a que exclusiones y limitaciones adicionales apliquen.

¿Cuánta información tengo que proporcionar para comprar un Seguro de Viaje?

El mínimo requerido son nombre, fecha de nacimiento y fechas de viaje. Sin esta información no se puede calcular la prima del seguro.

Si eres un Visitante a Canadá, tendrás que seleccionar la suma asegurada de tu cobertura y probablemente una cobertura adicional para condiciones médicas preexistentes (personas mayores de 70 años). El deducible y cualquier cobertura opcional que elijas p.ej. deportes, también serán contabilizadas en la prima final.

Es posible que tengas que responder a un cuestionario médico, dependiendo de tu edad. Las respuestas al cuestionario médico permiten determinar la tarifa utilizada en el cálculo de la prima.

¿Tengo que informar a la compañía de seguros o al agente de ventas de los cambios en mi salud?

No necesariamente. Sin embargo, toma en cuenta que una hospitalización, agravamiento o aparición de nuevos síntomas son solo algunos ejemplos de cambios que pueden excluir o limitar la cobertura para una condición médica específica. Aunque tu doctor te diga que no hay problema o si ya te sientes bien, no es seguro que la aseguradora vea las cosas de la misma manera.

Esto puede ser motivo de confusión para muchas personas que pienas que están aseguradas «por todo» y «pase lo que pase». Nada más alejado de la realidad. Recuerda que todo contrato de seguro tiene exclusiones, términos y condiciones y que es tu responsabilidad leer las Condiciones Generales para estar al tanto de las que aplican al plan específico que compraste.

Si después de leer las Condiciones Generales aún tienes dudas o preguntas, contact a un experto en Seguros de Viaje WeKTI.

¿Puedo cancelar mi póliza de Seguro de Viaje y recuperar mi dinero?

La mayoría de las pólizas de Seguro de Vaje tienen una disposición para revisar la póliza después de la compra y solicitar un reembolso si decides no mantenerla. Sin embargo, la disposición es sólo válida durante unos pocos días, por lo general 10. Después de ese tiempo, técnicamente todavía puedes solicitar un reembolso siempre y cuando la póliza no haya entrado en vigor. Toma en cuenta que hay planes que no son reembolsables como el de Cancelación/Interrupción de Viaje

¿Pagará el gobierno por una emergencia médica cuando estoy de viaje?

Si eres residente canadiense, tienes que confirmar con el plan provincial qué es exactamente lo que cubre. En Canadá, la mayoría de las provincias cubren una parte mínima de una reclamación (entre el 8% y el 10%), el resto lo tendrás que  pagar de tu bolsa. Por ejemplo, de un total de $10,000 dólares en facturas médicas, el plan de salud de tu provincia sólo cubriría $1,000 dólares.

Si no eres residente canadiense, confirma con las autoridades de tu país de origen si hay algún plan gubernamental que pague al menos una parte de tus gastos médicos en el extranjero. Sea cual sea el caso, sin un Seguro de Viaje privado que incluya el plan de Gastos Médicos de Emergencia, lo más probables es que termines siendo responsable de la parte más onerosa de las facturas médicas y de hospital.

Los gastos médicos en el extranjero pueden realmente perjudicar tu economía. Más que un gasto, ¡ve al Seguro de Viaje como una inversión en tu tranquilidad!

¿TIENES ALGUNA PREGUNTA? ¡RECUERDA QUE CUENTAS CON NOSOTROS!

Envía información detallada de tu caso y recibe asesoría experta personalizada.

Detrás de un buen seguro hay un buen agente

Menú