Cómo obtener una Cotización

Cómo hacer una compra inteligente

Un seguro barato puede significar que estás pagando con limitaciones y exclusiones a la cobertura que se traducirán en futuros gastos. Por otro lado, una póliza de seguro cara no significa necesariamente que estés obteniendo un mejor producto. Todo depende de cómo la cobertura, las exclusiones y las condiciones de un plan en particular satisfacen tus necesidades específicas.

Aprender a ser un consumidor avezado te ayudará a ver las diferentes opciones que hay para comparar «manzanas con manzanas» y no sólo fijarte en el precio.

Aquí están los seis puntos clave que debes tener en cuenta principalmente cuando compres un Seguro de Viaje:

  1. Admisibilidad: Los requisitos con los que tienes que cumplir para comprar el seguro.
  2. Suma asegurada: La cantidad máxima (en dólares canadienses) de cobertura para cada beneficio.
  3. Deducible: A pagar en CAD o USD, dependiendo del plan que adquieras. Cualquier gasto médico de emergencia que esté por debajo del monto del deducible elegido corre por tu cuenta.
  4. Beneficios: Detalle de lo que la compañía de seguros es responsable de pagar. En caso de una emergencia médica, por ejemplo, los honorarios del hospital y del médico, los servicios de ambulancia, etc.; gastos de viaje como el boleto de avión, en caso de cancelación de viaje.
  5. Exclusiones: Lo que no es cubierto por el seguro: ciertas condiciones médicas o preexistentes, algunos deportes, etc.
  6. Limitaciones: Son similares a las exclusiones y, en general, reducen la cobertura.

Detrás de un buen seguro hay un buen agente

Menú