Reclamaciones

Una reclamación es la notificación que se le da a la compañía de seguros de que ha ocurrido un siniestro.

Para el plan de Gastos Médicos de Emergencia, el siniestro se produciría en el momento en el que sucede un accidente o lesión, o en el inicio de una enfermedad. En el Seguro de Cancelación/Interrupció de Viaje, el siniestro es la razón que da origen a la cancelación o interrupción del viaje, p. ej. una tormenta de nieve que te hacer perder el vuelo o una enfermedad que te obliga a regresar a casa antes de lo previsto.

La mayoría de las compañías de seguros requerirán que les notifiques inmediatamente en cuanto se produce un siniestro, especialmente si está relacionado a una emergencia médica. Muchas aseguradoras limitarán tu cobertura si no les notificas antes de una hospitalización.

Lo mejor es notificar a tu compañía de seguros lo antes posible en cuanto sufras una pérdida.

Una vez que el evento ocurre y contactas a la compañía de seguros, el agente que tome tu llamada abrirá una reclamación, es decir, creará un expediente donde tu información y la relativa al evento serán registradas. Parte de la información contenida en una reclamación es:

  • El número de póliza;
  • tu nombre y/o el nombre de la persona que llama;
  • fecha en que ocurrió el evento;
  • detalles del evento;
  • fecha en que se abrió la reclamación (para emergencias médicas, debe ser en la misma fecha en la que se produjo el siniestro);
  • expedientes médicos (si procede);
  • notas de las conversaciones entre tú y la compañía a través de sus agentes autorizados;
  • etc.

Una reclamación puede ser pagada directamente al proveedor de servicios -por ejemplo, el hospital-, o a ti a través de un reembolso. Depende del tipo de reclamación y de la situación específica. En algunos casos, las clínicas u hospitales en ciudades pequeñas te van a pedir que tú les pagues. La compañía de seguros no puede garantizar que hará un pago directo ya que depende en parte del proveedor de servicios.

Para procesar tu reclamación, las compañías de seguros requerirán prueba de los gastos que hiciste, por ejemplo: recibo de honorarios del doctor, receta médica, recibo original de la farmacia, etc.

En el caso de una reclamación del plan de Cancelación/Interrupción de Viaje, pueden pedirte que presentes una carta de la aerolínea; o si tus maletas fueron robadas en el hotel, tendrás que obtener un reporte de la policía.

 

Regla de oro para abrir una reclamación: Asegúrate de conservar todos los comprobantes de pago originales de todos los gastos: facturas de hospital, recibo de honorarios médicos, recetas, etc. Las aseguradoras no aceptan copias. Haz todo lo necesario para proporcionar la documentación requerida por la aseguradora. Las reclamaciones pueden tardar varias semanas en ser procesadas. Los expedientes incompletos pueden alargar el proceso y en consecuencia tendrás que esperar meses para obtener el reembolso de tus gastos. Verifica que tienes toda la documentación requerida antes de enviarla para evitar contratiempos o demoras con tu reclamación.

¡Saber más! Haz tu propio expediente que incluya una lista detallada de todos los documentos que enviaste a la aseguradora y copia de cada uno.

Combinamos experiencia y conocimientos para ofrecerte la mejor asesoría en seguros de viaje.

Menú